jueves, 18 de septiembre de 2008

El subte está enterrado.

En la imagen de arriba, se observa el total de la ampliación de los subtes de Buenos Aires anunciado ayer por Mauricio Macri




En un rápido encogimiento de perspectivas, Mauricio Macri ha dado por terminada la expansión de los subterráneos porteños. El argumento no es otro que la “falta de colaboración del Gobierno Nacional”, recurso al cual ha recurrido ya en otros temas vitales.
Cabe recordar que durante la campaña electoral anunció un ambicioso plan de expansión que preveía la construcción de 40 km. de líneas subterráneas. Mas adelante en viaje a Madrid anunció que había avanzadas negociaciones con empresas españolas que querían invertir 7 mil millones de pesos en esos emprendimientos.
Sin embargo, luego alegó problemas que acotaban a 27 el número de kilómetros que se habían de construir.
Un funcionario no identificado hace en La Nación una curiosa reflexión, ya que señala que si los recursos estuvieran, hoy ya no habría tiempo para construir los 27 km. Del “plan B”. Ni hablar entonces de los 40 de la alegre caravana electoral. Cabe preguntarse como es posible que a 8 meses de gestión “ya no tenga tiempo”. Esto implica que los números manejados lo fueron con total irresponsabilidad, y con el sólo objeto de endulzar oídos crédulos.
Finalmente, el plan de expansión de los subtes porteños ha dejado de existir. La expansión será igual a 0 (cero) km. Queda por preguntarse si por lo menos durante su mandato logrará inaugurar las estaciones que ya están terminadas debajo de la avenida Rivadavia para extender la línea A, o si acusará al Gobierno Nacional de no proveerlo de la cinta y la tijera para el acto lo que frustrará una vez mas su empuje de empresario joven y exitoso.
Mientras algunos estudios pronostican que Buenos Aires colapsará definitivamente en 12 años si no se hacen obras de infraestructura y profundas modificaciones en materia de transportes, servicios públicos y vivienda, entre otros ítems de gran importancia, una de las claves para enfrentar un ominoso futuro demasiado cercano, como es la extensión de la red de transportes subterráneos, ya debe darse por perdida según la confesión del Jefe de Gobierno porteño.
Si antes de cumplir el primero de los cuatro años de su mandato “tira la esponja” en un tema de semejante importancia, cabe preguntarse si los porteños podrán afrontar la totalidad del período macriano caracterizado por este estilo de niño fastidioso.

Por otra parte, resulta llamativo, y con incuestionable tufillo a verso para la tribuna adicta la manifestación de Macri respecto a las negativas del Gobierno Nacional a sentarse a negociar la autorización para que la Ciudad contraiga los créditos internacionales que harán posible que las multitudes de “brasileños, chinos, alemanes, franceses” (Mauricio dixit) se lanzen a perforar nuestro subsuelo ciudadano. Cabe preguntarse si además de proponer jugar a las visitas con Massa, Macri o alguno de sus asesores ha advertido poner en marcha los mecanismos legales para el endeudamiento internacional de los estados provinciales, que incluyen a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es decir, por ejemplo, si ha optado por los mecanismos previstos en el Decreto 2263/2002, que lo autoriza a obtener crédito externo, o si ha dado cumplimiento a lo previsto en el art. 6 del Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal (Ley 25.917, a la que la C.A.B.A. adhirió oportunamente) que requiere al gobierno porteño someter a su Legislatura la proyección de Presupuestos Plurianuales que incluya la programación de operaciones de créditos provenientes de organismos multilaterales o al art. 25 de la misma norma, elevando al Ministerio de Economía nacional los antecedentes y documentación correspondientes para que se le autorice endeudarse. Porque supongo que Macri hablará con la Nación en términos mas precisos que con la prensa, y sabrá como y con quién pretende negociar los créditos. Lo contrario sería sarasa para la tribuna e incumplimiento de los requisitos legales que, por una vez, debería cumplir. De todas formas sería bueno que recuerde que ninguna norma le impide sentarse a negociar los créditos que necesite, pero sí tendrá después que someterlos al análisis de la Nación. ¿Cumplió con su parte o nos está gileando?

6 comentarios:

Ezequiel Meler dijo...

Me divirtió mucho la imagen. Hablando de todo un poco, quisiera saber si estás interesado en recibir el newsletter semanal de Noticias del Sur. Cualquier cosa, tenés mi mail.

martin dijo...

Trabajo en el gobierno de la ciudad y conozco bastante la situación del subte y, es cierto que la ciudad tiene la posibilidad legal de contraer deudas y pedir préstamos. Es más, desde enero/febrero de este año esta terminado un acuerdo con el BID (banco internacional del desarrollo) para un prestamo de 1.500 millones para las obras del subte. El tema es que el subte es jurisdicción de Nación y para poder comenzar obras allí necesita la autorización del gobierno nacional que no lo quiere aprobar.

Esa es la razón por la cual macri no se reunió con Massa. Desde Nación querían la foto y nada más, hubo semanas de idas y vueltas porque el macrismo quería salir de la reunión con la autorizacion firmada para contraer la deuda pero, como todos sabemos, eso nunca pasó.

Ahora ya es imposible ese prestamo dada la conocida crisis financiera y de créditos internacional por lo que perdimos la oportunidad de haber hecho las obras.

Saludos!

martin

Carpe Diem dijo...

Interesante aporte Martín, según parece desde el riñón del gobierno de la C.A.B.A.
Podrás quizás también estar en conocimiento de:
1. Si el gobierno de Macri dió cumplimiento a los procedimientos legales, algunos de los cuales enumero en mi post, para que la Nación le otorgue la autorización que reclama.
2. Si sabés las razones por las cuales, antes de la crisis finaciera internacional, Macri bajó de 40 a 27 km. su proyecto original.
3. Cual es la razón para que sus funcionarios supongan que aún con la financiación no le alcanzaría el tiempo para hacer las obras, cumplida apenas poco mas de la octava parte de su madato.
4. Cual es la razón para que en fecha tan temprana de su mandato de por terminados sus esfuerzos en un área tan crítica en la que, como en todas, la gente no necesita lamentos sino soluciones.
5. Cual es la razón para suponer que Massa u otro funcionario nacional querría "la foto con Macri" y si no tenés motivos para creer que a Macri la basta la foto que muestre la negativa nacional para tapar su imprevisión y su falta de seriedad a la hora de hacer promesas.

Fernando Cassia dijo...

Maurice estuvo anoche con Joaquín Mequejo Solá, que en vez de preguntarle sobre su gestión le daba letra: "usted cree que esta falta de colaboración del gobierno nacional es por: a) inoperancia, porque son funcionarios inútiles, que no sirven b) porque no tienen plata como dicen o c) porque lo QUIEREN DESESTABILIZAR, o sea desestabilizar SU GESTION y sus ganas de cambiar las cosas?"

¡Que maestro Joaquín!

¿De qué terminó hablando Maurice?

¡DEL CAMPO! Repitió otra vez su argumento: "EL MUNDO YA NOS MOSTRÓ PARA DONDE TENEMOS QUE IR, NECESITA ALIMENTOS, Y nosotros los podemos fabricar, tenemos que apoyar eso, duplicar la producción, se puede hacer sólo hace falta ganas de que las cosas mejoren" (o sea que el gobierno no tiene ganas o quiere que las cosas empeoren).

Termino diciendo que la Ciudad antes se iba "piuuuu para abajo" (si, hizo la onomatopeya mientras movia la mano 45 grados en declive) y que ahora despacito, va despegando. ¡Otro jugador!.

[estaria bueno si alguien consigue el video...]

Buen blog, saludos!
FC

Carpe Diem dijo...

Bueno Fernando, está claro que con Mauricio la ciudad no va para abajom por lo menos no por abajo en subte. Va por la superficie, donde va a quedar embotellada.
Gracias por pasar.

todosporelsubte dijo...

Estimado vecino:

Nos comunicamos con Ud. dado su interés por las obras de los subterráneos de la ciudad. Necesitamos nuevamente su ayuda. Días atrás el Gobierno porteño reconoció que reducirá en un 75% el presupuesto asignado a SBASE (Subterráneos de Buenos Aires) con lo cual, las promesas hechas durante la campaña quedaran precisamente en eso, en promesas. Pero más allá de esto, también significará la reducción de fuentes de trabajo en momentos en que la crisis comienza a sentirse en nuestro país. A lo largo de la historia, los líderes y gobernantes que consiguieron enfrentar con éxito momentos como estos, priorizaron las obras públicas de largo plazo, que ellos no inaugurarían, pero que mantenían la fuente de trabajo y el movimiento económico a la vez que apuntaban a la calidad de vida de los ciudadanos.

Ante esta situación le pedimos que reenvíe este mail a sus contactos y conocidos, invitándolos a firmar en nuestra página


www.todosporelsubte.com.ar


para que se cumpla con lo prometido, se asignen los fondos necesarios y para que contemos con un medio de transporte ágil, seguro, eficiente y económico para el usuario.


Gracias.