lunes, 29 de diciembre de 2008

SERES FABULOSOS (I): El Piloto de Tormentas


El Dragón, el Kraken, la Gárgola, el Unicornio, la Hidra, son sólo algunos de los seres fabulosos que la imaginación de los hombres ha creado a lo largo del devenir humano. Quizás para corporizar sus miedos, para interpelar a lo desconocido, para exorcizar sus demonios interiores, o simplemente para incursionar en ámbitos donde todo fuera posible, la fantasía de los hombres hizo posibles a esos seres imposibles.




Una variante menor de estas criaturas imaginarias consiste en aquellas que realmente existen en el mundo real, pero a la que se las dota de cualidades ilusorias para satisfacer necesidades y deseos para los que la limitada naturaleza humana es insuficiente. Así nacieron hombres y mujeres capaces de volar, de hacerse invisibles, de teletransportarse...




Por fin en el último renglón de las criaturas fabulosas están aquellas que lo son por autoproclamación. En realidad nada tienen de especial, pero por ingenuidad, locura o mala fe, deciden asumir calidades de las que carecen. Y aquí llegamos a nuestro ámbito habitual, el de la política, en la cual nuestros seres fabulosos de segunda selección moran y se desarrollan.




A algunos de ellos dedicaremos nuestra atención, si las ganas me acompañan y aparecen lectores para seguirme, en sucesivas entregas..




Dicho lo cual, prestemos atención a nuestro primer espécimen: el fabuloso...




Piloto de Tormentas.




Que los hay, los hay. La historia ha asimilado la presencia de hombres providenciales que surgen en el momento justo en el que los pueblos los requieren, con la del navegante capaz de pilotear su nave por mares embravecidos que hacen huir del timón a mas de uno. Son aquellos capaces de asumir las responsabilidades mas difíciles en los momentos mas críticos y salir adelante.




Que los hay, los hay. Sólo que la autoproclamación que de sí mismo hace Eduardo Alberto Duhalde como piloto de tormentas suena excesiva, y mas aún, si ella es empleada por el susodicho para asumir costosamente el rol del estadista que desde su retiro amaga con verse obligado a volver a corregir desaguisados ajenos.




Un repaso de su gestión de gobierno, un período lleno de enseñanzas y demasiado cercano para el olvido al que la bonanza posterior lo relegó, dará algunas claves para entender a que nos referimos cuando juzgamos excesivo el autobombo e irreal su fundamento.




En el principio, en aquel tronante salto del 2001 al 2002 del que ahora se cumplen 7 años, habrá que recordar que Duhalde, como viejo justicialista, lleva la vocación de poder en el ADN, y que allí donde los militantes de otras fuerzas redactarían renuncias para la historia o inquirirían acerca de la potencia de los motores del helicóptero presidencial, el vió la ocasión de llegar al ámbito que le fuera negado dos años antes por el voto popular y las agachadas del sultán de Anillaco.




Bien, una vez sentado en el sillón de Balcarce 50, la rugiente realidad le ofrecía el "que se vayan todos", el default, la parálisis económica, el fin de la convertibilidad, la amenaza de la híper. Como siempre los gurúes económicos coautores del desastre seguían admonizando, y en el sálvese quién pueda político, los gobernadores justicialistas empezaban a tratar a su ex "primus inter pares" con poco respeto y menor afecto. Hubo sucesivamente tres momentos claves que caracterizaron su paso por la máxima magistratura: la crisis dentro de la crisis, que en abril se llevó puesto a Remes Lenicov, los asesinatos de junio que pusieron fin a todo intento de quedarse hasta diciembre de 2003 y, por fin, su elección del hombre destinado a impedir el retorno de Menem.




En ninguna de las tres instancias se puede ver la mano del estadista, y no hubo en el timón un piloto de tormentas que supiera adonde iba. Mas parecido al edil lomense que fue en el principio de su trayectoria, se aferró al sillón mientras una combinación de módicos aciertos, errores ajenos, crímenes compartidos y simple fortuna le permitieron colocarle la banda presidencial a un hombre al que ni conocía ni entendía, pero que tenía para Duhalde en mayo de 2003 una virtud fundamental: no era Carlos Menem.




Pero volvamos a los tres momentos decisivos, y analizémoslos brevemente:




a. La Llegada de Lavagna:




El gobierno era una nuez apretada por el FMI (¡Olivos recibía con alivio nuevas exigencias porque ello quería decir que todavía nos tenían en cuenta! (aquí)), por el Secretario del Tesoro usamericano que lo acusaba de falta de liderazgo (aquí) y por sus propios gobernadores y legisladores que finalmente rechazaron el plan Bonex de Remes Lenicov forzando la renuncia del Ministro de Economía.


En esas horas de desconcierto, el Piloto de Tormentas convocaba a los gobernadores justicialistas, muchos de los cuales lo acusaban del pecado nefando de populista, y miraban de reojo otro salida ante la evidente inermia política y económica de la gestión de Duhalde.


Duhalde gestionó la aceptación del ortodoxo Alieto Guadagni para reemplazar a Remes, sin éxito. En medio del caos de Olivos, salió de una reunión en su gabinete de trabajo y sorprendió a los que esperaban afuera preguntando: "¿alguien lo conoce a Melconián?", tratando de obtener referencias, con ligereza poco recomendable aún para designar a una empleada doméstica, respecto al candidato que le acercaba el siempre coherente gobernador salteño Juan Carlos Romero. Melconián no aceptó, pese a que Duhalde le gustaría creer que no le ofreció el cargo.


En cuantro meses, el hombre que nos veía "condenados al éxito" en enero, pasaba al que murmuraba "que sea los que Dios quiera" en abril.


Mas tarde, y mientras los candidatos se caían o huían, quedaron en pie Guillermo Calvo, economista jefe del BID, con una receta ultraortodoxa y Roberto Lavagna, embajador ante la Unión Europea. Convocados ambos, llegó primero el avión de Lavagna y ante su aceptación, Duhalde le tiró la papa caliente al que sería, hasta hoy, el último Superministro de Economía.


¿Piloto de tormenta? No. Turco en la neblina. Coherente con sus antecesores, dejaba la política económica en manos del ministro del área, y se hundía o se salvaba con el designado. Se salvó en este caso. Como señala Liascovich en su biografía de Lavagna, no hubo gran titiritero. Solo azar.




b. Kostecki y Santillán.

Como todos los lectores de Clarín sabemos, a Kostecki y Santillán los mató "la crisis". Lamentablemente no quedó detenida.

Con ellos murió toda expectativa de Duhalde de terminar el mandato iniciado por el ente que le ganó las elecciones en 1999.

Si bien había intentado capear las permanentes movilizaciones y protestas populares, en el marco de una situación económica deletérea, la tentación de la mano dura que los elementos mas ídem de su gabinete sugerían pudo mas , y la realidad marcó claramente a partir del 26 de junio de 2002 que a Duhalde sólo le quedaba la convocatoria a elecciones, la clara renuncia a participar del proceso electoral como candidato y, una vez mas, encomendarse a "que sea los que Dios quiera".


c. El delfín.

Puesta toda la carne en el asador, a Eduardo Duhalde le quedaba encontrar el candidato para que no se produjera la paradoja de que el padre intelectual de la crisis fuera el favorecido por ella, y ganara las elecciones de 2003.

Una vez mas, el recorrido de nuestro Piloto de Tormentas en esta etapa muestra a un hombre conturbado, corriendo detrás de los acontecimientos, y subiéndose finalmente al último bondi antes de la catástrofe. Bondi que venía de Río Gallegos, cargado de sorpresas.

Es difícil ver otra cosa en quién primero jugó sus cartas a Carlos Reutemann, ante la negativa de este apostó a José Manuel de la Sota, y cuando se hizo patente que este no despegaba en las encuestas, terminó casándose con Néstor Kirchner, quién había sido durante el mandato del pequeño estadista lomense uno de los gobernadores mas duros con la Rosada. La persistencia del pingüino en su candidatura presidencial, pensada primero como un globo de ensayo con miras a 2007 y luego corporizada ante los derrumbes ajenos, terminó de convencer a Duhalde de apoyar al santacruceño en un matrimonio sin amor y de momentánea conveniencia.

De la Sota o Reutemann o Kirchner. Melconián o Calvo o Lavagna. Así de dispares resultaron los términos de las decisiones estratégicas de este aprendiz de mago. Con Lavagna encontró los elementos para llegar a 2003. Con Kirchner se dió el gusto de cerrarle el camino a Menem. Y punto. Su pretención de cogobernar o de dictarle condiciones a la pingüinera desnudó las fallas cognitivas del precario morador de Olivos. La historia lo había usado de trampolín. A la hora de la retirada digna exigió mas de la realidad que lo que esta podía darle y se encontró con un hombre con voluntad de poder, capacidad para llevarlo adelante y con un programa que poco tenía que ver con los manotazos de Duhalde y de sus antecesores. "Chirolita" quedaba para mejor oportunidad y la ruptura era un hecho.


Vuelve ahora, travestido en Piloto de Tormentas, declamando una capacidad solo pendiente de su propia voluntad para asumir el control de la oposición. Tiene la caradurez y la confianza en la mala memoria colectiva para proclamar la "ineptitud" de este gobierno.

Olvida que en el suyo contó con la amable tutela de los grandes medios, brindó genuflexión ante los poderes fácticos que su sucesor decidió combatir, y lamió las cadenas del FMI hasta que Lavagna se puso a ordenarle un poco las cosas.

Así no se gobierna. Se dura. Y sus sucesores gobiernan, capeando temporales contra todo el poder real de la Argentina. Cosa que está lejos de lo que él siquiera se atrevió a soñar.


Así que, Piloto de Tormentas, dejate de joder...

Bonasso se fue a Hacer la Revolución.




Bueno, al mejor estilo Crónica TV, este modesto blog puede señalarse como autor de una primicia.

Allí por fines de agosto (ver nota aquí), nuestro corresponsal en el baño de la Taberna Baska de la calle Chile nos anticipó que Miguel Bonasso había iniciado el camino que lo llevó finalmente a donde ahora está: pasó del kirchnerismo crítico a ser crítico del kirchnerismo.

A mediados del 2003 un compañero me señalaba que si a fines de ese año Claudio Lozano estaba publicando solicitadas con el título de "Porqué Nos Vamos", sería señal de que hacíamos las cosas correctamente.

No se si es del todo correcto tirar paralelos entre Lozano y Bonasso, aunque ambos tienen una marcada tendencia a jugar de "pavo real".


Lo cierto es que Bonasso se va y se lleva a sus masas, las que le permitieron en su oportunidad, contando con el excluyente aval de Néstor Kirchner, sufrir una decorosa derrota a manos de partido de Jorge Giorno en la lucha de fuerzas oficialistas en 2003.


Se va, a mi juicio, sin advertir que el compromiso de las fuerzas nacionales y populares está en apoyar, criticamente si es preciso, el único proceso político de los últimos 30 años ajeno a la lógica del posibilismo y de la entrega. Algunas de sus críticas son seguramente válidas. Pero la contradicción fundamental pasa por otro lado, aunque él no la haya visto.


No la vió, claro, pues demasiado ocupado estaba en mirarse el ombligo.


El kirchnerismo ha perdido un voto en la Cámara de Diputados.

Morales Solá, Nelson Castro y Tenembaum-Zloto han ganado un nuevo abonado a sus tertulias.

jueves, 25 de diciembre de 2008

El Bandazo de Mauricio

El caso es conocido: la directora de un establecimiento secundario, Raquel Papalardo, roció con agua, munida de una manguera, a un grupo de estudiantes que festejaba el fin de curso. La intención fue plena de "animus jocandi" y así lo entendieron los protagonistas, pero alguna camarita celular grabó la escena, que llegó al conocimiento de las autoridades del Gobierno de la Ciudad.


El Ministro de Educación porteño, anunció con el gesto de disgusto y el empaque que supuso tal afrenta al buen orden ameritaba, que se realizara un sumario para determinar la sanción que tal inconducta de la docente merecía.


Además de la conjunta reacción de alumnos, padres y docentes en defensa de la directora, que parece ha sabido ganarse el aprecio de la comunidad educativa, surgió también el apoyo de los gremios docentes, a los que la educadora recurrió, tal como haría cualquier otro laburante amenazado con una posible sanción.


Hasta aquí una anécdota que el transcurrir de los días irá diluyendo. Pero que ha dado lugar a que el Jefe de Gobierno nos diera una nueva muestra de su perversa visión de la cosa pública. Pues comentando el suceso, Mauricio Macri dijo que "Raquelita se bandeó para el lado de la política".


Para Macri, debe interpretarse, el hecho de que un trabajador sindicalizado recurra a su gremio ante la amenaza de una sanción, es "hacer política". Actividad que debe condenarse desde el Olimpo de la "pura gestión". Versión que además de ser berretamente mentirosa, pues cuesta recordar una gestión municipal tan rotundamente ideologizada como esta, está en línea con el discurso plutocrático y oligarca que condena a la política en si misma. No ya a los malos políticos, sino a la política como actividad. Todo demasiado parecido a aquel "yo vengo a estudiar" que utilizaba la publicidad de la dictadura para condenar la irrupción de la política en las aulas.

Seguramente Raquel Papalardo no se "bandea" hacía la política, sino que tiene ideas concretas acerca de política, por lo menos acerca de política educativa, y por que no, acerca de política sindical. Pero eso para Macri es un bandazo (curiosa referencia a una mala maniobra que hace salirse del camino al conductor, pues en tal figura la política está mas allá del camino correcto, mas allá de la banquina, en los arrabales de lo permitido).


Señala además, con hipócrita candor, que Papalardo debería confiar en que "el Gobierno porteño va a entender que que se me fue un poquito la mano". Error. Ni la directora ni nadie con sentido común debería confiar en ninguna materia que exija del Gobierno porteño la aplicación de criterios racionales. Tras un año de gestión macrista esa si es una conclusión a la que Raquelita y nosotros ya llegamos, tras un cúmulo de tristes experiencias.

Clarín y La Nación Adhieren a las Retenciones (a la Información)

Quién pretenda informarse acerca de los últimos anuncios presidenciales en materia de agricultura consultando a los medios gráficos de mayor tiraje enfrentará una tarea ímproba, pues estos han optado una vez mas por la truculencia desinformativa.
Observemos que el principal anuncio para el sector agrario, en el marco de los sucesivos anuncios de medidas anticrisis que viene formulando el gobierno, fue la decisión de modificar a la baja las retenciones al trigo y al maíz, el lanzamiento de planes de largo plazo denominados "Maíz Plus" y "Trigo Plus", así como la creación de feed lots (corrales de engorde intensivo) para evitar el sacrificio de terneros de la principal raza lechera, la Holando Argentina.
Sin embargo para Clarín y La Nación la noticia fue una "no noticia": la ausencia de anuncios relativos a, otra vez, una rebaja en las retenciones que se aplican a las exportaciones de soja.
No solo eso, sino que el anuncio vino con un plus: para Clarín "Kirchner se Opuso y no Salió la Rebaja de Retenciones a la Soja". En tanto La Nación altera el orden sin afectar al producto: para ellos "Los anuncios para el Campo vuelven a Fortalecer a Moreno".
Un breve análisis de las noticias podrá ayudarnos a entender que se informa, que se oculta y que se inventa.
En el caso de Clarín desde el título se construye una realidad que el matutino pretende imponer diariamente: no ya la del doble comando, sino la de una Presidenta que gobierna cuando puede, siempre y cuando su irascible marido la deje y no se oponga. Pues si Néstor se opone, ella termina agachando la cabeza.
Obsérvese que el copete de la "noticia" establece que hubo un debate interno en el que NK "impuso su criterio" y que las "fuentes oficiales" nos aclaran que las medidas no son técnicas sino políticas. Las difusas fuentes oficiales, que permiten gatillar esta "no noticia" no vuelven a ser mentadas en todo el resto del artículo, pero su sola mención habilita a contar toda la historia posterior, que convierte un anuncio de política económica sectorial en otro capítulo de la saga del Príncipe demente y vengativo que podría ser suscripta por Elisa Carrió (quién en materia de demencia y vengatitividad es una autodidacta autoridad).
El primer párrafo de la nota habla de "la esperada rebaja de las retenciones a la soja". Mas adelante nos informa que los dirigentes del campo "no tenían demasiadas expectativas", lo que habilita a preguntarse, siendo así, porque entonces era "esperada" la rebaja. ¿Esperada por quién?.
Pues la lectura de la nota no informa y confunde. Al fin se tomaron diversas medidas de política económica en materia agropecuaria, y sin duda que existieron evaluaciones técnicas que permitieron considerar, como la propia nota desliza, que si bien los precios internacionales de la soja bajaron en el marco de la crisis, se mantiene la rentabilidad (al fin, y esto Clarín no lo dice, la soja vale mas hoy que antes del dictado de la Resolución 125) y el gobierno sigue dispuesto a desalentar la "sojización". En el último renglón y a las apuradas Clarín hace mención a anuncios tan trascendentes como la jornada de 8 horas para los trabajadores rurales (me imagino la emoción del Momo Venegas) y la rebaja a la mitad de las retenciones a productos frutihortícolas.
El enfoque de La Nación, al lado del delirio clarinista, parece mas mesurado, lo que no es decir poco, y prefiere poner a su villano favorito, Guillermo Moreno, celebrando su victoria en el centro de la escena, aunque termina por exponer en un rasgo de lucidez, que fue Cristina Fernández de Kirchner quién tomó la decisión final para que las medidas sean las que se conocen..
El constructo de la realidad con la que los principales medios gráficos nos bombardean (y que hace agenda para los medios orales y visuales, que por lo general se limitan a leer y releer el diario durante todo el día) adolece sin embargo de algunas fallas lógicas:
a. Si las medidas se toman, como diarios y oposición insisten en contarnos, entre cuatro paredes, poco menos que en el dormitorio presidencial, ¿como es posible que se nos informe con lujo de detalles de la existencias de "líneas internas" en el Ejecutivo, con integrantes de la mesa chica que entran y salen de la misma, con ganadores y perdedores?.
b. ¿Cuando la Presidenta hizo alguna manifestación o discurso, o dictó alguna medida o encabezó públicamente alguna iniciativa que autorice a pensar que es protagonista de una interna que la enfrenta a su marido, interna que para colmo pierde?
Bueno, como dice Mariano Grondona en su contribución a la desinformación general de Nochebuena (ver aquí) "como todos sabemos...es él quién verdaderamente dicta las decisiones". Claro, Grondona basa su "saber" en lo que dicen La Nación y Clarín, quienes además tiene como fuente a Grondona, etc (largo etcétera integrado por extensa caterva de desinformadores: Nelson Castro, Morales Solá, Lanata, diarios y diarietes, y siguen las firmas).
No me caben dudas a mi, que en el Ejecutivo hay quienes verían con buenos ojos disminuir retenciones a la soja y no por razones técnicas sino políticas. Al fin Cobos pertenece al Ejecutivo, no?.
Pero mas allá de los matices y del estilo personal, tanto Néstor como Cristina han mantenido una lógica en la materia y en la visión general de la cosa pública que hace difícil congeniar con esta ofensiva, funcional a las ansias desestabilizadoras que caracterizaran a los grandes medios y a los opositores en el año que se avecina.
Al esta altura de la historia, cualquier observador imparcial, si ello es posible, debería poder ver que en el núcleo duro de las decisiones políticas gubernamentales están Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. Como ocurre desde 2003. Y que buscar fisuras en ese bloque es perder el tiempo.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Actualidad: Último Mensaje Navideño de Evita

Todos los años, la Nochebuena nos reúne en el hogar inmenso de la Patria.

Esta noche hacemos una tregua de amor en el camino de nuestras luchas y de nuestros afanes; y sólo pensamos en las cosas buenas y bellas que nos ha regalado la vida en el año que se acaba hundiéndose ya como un cometa en el horizonte de la eternidad, dejándonos una estela de recuerdos en el alma.

Por eso estas palabras mías se atreven a romper el bullicio o el silencio de la noche, se animan a llegar con su mensaje al corazón de todos los hogares que quieren recibirlas con cariño

Esta noche también sentimos que empieza ya a morir el año que termina. Por eso nos gusta rememorar las alegrías y las penas que nos trajo sobre el hombro de sus días y de sus semanas, y hasta los dolores ya sobrepasados nos parecen esta noche menos amargos.

Acaso, precisamente, porque ya son recuerdos.

Yo sé que dentro de muchos años, cuando en esta misma noche los argentinos se dejen acariciar por el recuerdo y retornen sobre sus alas al pasado, llegarán a estos años de nuestra vida y dirán melancólicamente: entonces éramos más felices.

Primero la Justicia, que es algo así como el pedestal para el amor.

No puede haber amor donde hay explotadores y explotados. No puede haber amor donde hay oligarquías dominantes llenas de privilegios y pueblos desposeídos y miserables. Porque nunca los explotadores pudieron ser ni sentirse hermanos de sus explotados y ninguna oligarquía pudo darse con ningún pueblo el abrazo sincero de la fraternidad.

El día del amor y de la paz llegará cuando la Justicia barra de la faz de la tierra a la raza de los explotadores y de los privilegiados, y se cumplan inexorablemente los ideales del Justicialismo Peronista:

Que haya una sola clase de hombres, los que trabajan;

Que sean todos para uno y uno para todos;

Que no exista ningún otro privilegio que el de los niños;

Que nadie se sienta más de lo que es ni menos de los que puede ser;

Que los gobiernos de las naciones hagan lo que los pueblos quieran;

Que cada día los hombres sean menos pobres y

Que todos seamos artífices del destino común.

Seguiré a su lado con todos ustedes, mis amigos descamisados, mis compañeros trabajadores; con todos los que se sientan peronistas de corazón.

Seguiré a su lado como la simple y humilde mujer que renunció a todos los honores, porque le gustaba más que su pueblo la llamase cariñosamente: Evita.

Mi brindis es para mi Pueblo, para todos ustedes; y no puedo expresarlo de otra manera que deseándoles sencillamente que sean muy felices, cada vez más felices.

Eva Perón
Navidad de 1951

Fracaso

Una encuesta de Gallup publicada en La Nazion del lunes indica que mas del 60% de los argentinos cree que 2009 será mejor, o en todo caso no será peor, que 2008.
Eso ubica a las expectativas argentinas por encima de la media mundial respecto al año venidero, pero por debajo de las que existían aquí mismo hace un año atrás.
Todo un llamado de atención para el diario que publica la noticia, y para todo el conglomerado de medios, dirigentes opositores y gurúes económicos que no paran un momento de difundir pronósticos apocalípticos. Su desafío para 2009 será esmerarse para hacernos la vida peor a todos los argentinos.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Contagio


Si con el carriotismo no alcanzaba, si la cuota de esquizofrenia política en la Argentina resultaba insuficiente, ahora si me parece que todos los cupos están llenos.

¡Aquí no faltan cárceles, como claman algunos!. Aquí se requieren mas neuropsiquiátricos...


Hoy domingo 21, y como si nada, el ex embajador argentino ante la Santa Sede durante la gestión De la Rúa, don Esteban Caselli, se anota en la carrera presidencial para el 2011.


Hombre de dos mundos, ha alternado su menemismo explícito, que le permitió ejercer diversos cargos entre 1989 y 1999, con un firma alineamiento con las políticas vaticanas, que hizo de él mas un vocero eclesiástico que un embajador de un gobierno independiente ante el trono de San Pedro.


Claro que no solo de lo celestial vive el hombre, y para combinar sus intereses terrenales con los divinos, nada mejor que su militancia en el Opus Dei, y su estrecha relación política con Silvio Berlusconi.


Hasta aquí, una carrera en el funcionariado argentino que se extendió durante las gestiones de Menem, De la Rúa y a Duhalde (también fue Secretario de Culto de este), pero que terminó en 25 de mayo de 2003. Para reanudarse, allende el Atlántico, en el Senado italiano a raíz de su elección como representante de los italianos de ultramar, por la derechista Forza Italia, en los últimos comicios legislativos. Hasta aquí una prolífica carrera política, pero no mas que eso.


Pero en el Clarín del domingo (casi diría que de hoy, aunque escribo en el comienzo de la madrugada) Caselli demuestra que lo de Carrió es contagioso y que el modelo del dirigente político con delirio místico es una realidad a la que habrá que acostumbrarse. Porque, muy suelto de cuerpo, anuncia su decisión de lanzarse a la competencia por el sillón de Balcarce 50 a raíz de que una exhortación del papa JUAN PABLO II. Y no es que el pontífice polaco, fallecido en 2005 estuviera pensando varios años atrás en los pormenores de la política criolla. No, es un dato actualizado, según el candidato, pues el consejo le fue dado por Wojtila, personalmente y susurrándole en la oreja durante una visita del funcionario ítaloargentina a su tumba (ver aquí). Un dato de enorme interés para los que se ocupan del proceso de canonización del antecesor de Ratzinger, pues quizás pueda ser considerada milagrosa la capacidad papal de gastar bromas pesadas de ultratumba.


De estos mitos se ha nutrido con frecuencia el historial eclesiástico en el pasado, pero no vemos en el veterano funcionario el "physique du rol" apropiado para recibir, cual Doncella de Orleans el encargo de "ve y salva a la Argentina". Aunque, si sus patologías no resultan incompatibles, y ninguno pretende tener la exclusiva en materia de recepción de mensajes del mas allá, quizás a Carrió le apareció un eventual socio político.


En fin, hombre de la derecha política, amigo de Berlusconi, de Menem, de Ruckauf y de similares especímenes, y de la derecha eclesiástica, que aquí encabeza el obispo platense Héctor Aguer, Caselli no se ha andado con chiquitas a la hora de su lanzamiento y se propone entrar por la puerta grande a aquel ámbito al que se accede en un viaje de ida, sin retorno. Específicamente, al territorio del ridículo.


domingo, 21 de diciembre de 2008

Divisoria de Aguas

Me parece que utilizar herramientas similares para analizar la realidad, permite llegar, si no a entendimientos, por lo menos a comprender actitudes ajenas.

Es decir, si de pronto Pino Solanas marca, son sus palabras, "una divisoria de aguas" , respecto a una eventual alianza con la CC (Comandos Civiles) que lidera Elisa Carrió, a raíz de que "ellos votaron contra la estatización de las AFJP", estamos ante un caso en el que Pino y nosotros utilizamos herramientas comunes: ambos entendemos que en determinados momentos, y mas allá del discurso, lo que cuenta es como se vota, y votar en contra de un proyecto que termina con un sistema "jubilatorio" en el cual los únicos privilegiados son los bancos y la especulación financiera, es incompatible con la defensa de los intereses populares, por mas que se la declame.

De acuerdo. Sólo que al espacio de Pino y a su líder, la vara para medir lo que es bueno para el campo nacional y popular se le cayó de las manos en julio. Cosa que Pino y los suyos podrán comprender, utilizando similares herramientas de análisis político que las que emplean para condenar la hipocresía carrotiana.

No se puede Pino. Ni se podía en julio. Aquí un interesante análisis de Pino, previo a la noche de Cletito, respecto a la utilidad de las retenciones móviles. El resultado final lo conocemos: con extraña lógica, tras denunciar que las retenciones a la minería son bajas y que no se cobra retenciones a la pesca, Pino encontró bien que su monobloque termine votando contra las retenciones móviles sojeras.

Es así Pino, esas son cosas que dividen las aguas.

sábado, 20 de diciembre de 2008

La lucha la erotiza...






Por ahí uno se tienta a ser irónico, a comentar en tono de chacota declaraciones que moverían primariamente a la risa si uno fuera un observador lejano, sin compromiso alguno con el destino argentino. Como nos pasaría a nosotros leyendo un cable que nos cuenta que los gemelos polacos, ultraconservadores, llegaron al poder en su país luego de hacerse populares de chicos apareciendo en una película. O acerca de los príncipes de Brunei y su gusto por las esclavas sexuales europeas. Algo lejano, en fin, que motiva un comentario al pasar, y a otra cosa. Al fin estamos tan lejos y conocemos tan poco esas realidades, y aunque es válido aquello de "nada de lo humano me es ajeno", la realidad indica que valoramos de distinto modo los estropicios si son lejanos o si su impacto nos salpica.



Pero aquí no podemos alegar lejanía ni indiferencia. Y difícilmente pueda uno mantener la sonrisa a poco que piense que estas declaraciones fueron hechas por quién es, técnicamente y hasta que no se demuestre lo contrario, la principal referente de la oposición, en cuanto fue la segunda candidata mas votada a la Presidencia de la Nación, el año pasado.



Si, es cierto. Si uno lee a Elisa Carrió diciendo que "la batalla me erotiza", es probable que tengas el reflejo autodefensivo de reirse. Al fin, toda vinculación con lo erótico y esta mujer resulta tan difícil que uno piensa que es un asunto privado de ella, pero que en homenaje a nuestra salud estomacal debería cuidarse de difundir.



Pero cuando uno sigue leyendo y descubre que dijo que sería divino que Cristina Kirchner quedara viuda, la sonrisa se congela. Mas allá de que Carrió hace de la irresponsabilidad cívica un compromiso militante, hay cosas que superan la capacidad de asombro. Al final, lo dijo hace un par de días y la reacción pública ha sido casi nula. La posibilidad mala sería un estado de anestesia general, en el que alguien a quién la sociedad puso en un estadío de responsabilidad, sino funcional, por lo menos moral, pueda decir cualquier cosa sin que a nadie se le mueva un pelo. La buena sería que a nadie se le mueve un pelo precisamente porque lo dijo Elisa Carrió quién a fuerza de palabras va logrando, en términos políticos, "cavar su propia lápida" (Menem dixit). Claro que sería interesante imaginar que construcción hubieran hecho los grandes medios si cualquier figura del oficialismo hubiera insinuado la conveniencia del deceso de Elisa Carrió.



Carrió dijo todo esto, no desparramada en el diván de su analista, sino ante una audiencia calificada (y en algún sentido, incalificable): los miembros del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas los que, entre risas y aplausos, y sin pruritos republicanos, festejaron las barbaridades de su invitada.



El final incluyó un asumido compromiso: "garantizo que pueden contar conmigo para buscar cualquier salida" aunque también les pidió paciencia para no volver al 55 o al 76. Paciencia. Lo que se le pide a quién tiene un derecho que no se puede ejercer integramente de momento, pero que ya encontrará su hora. Paciencia entonces, que de ser perdida por estas buenas gentes nos llevará de nuevo al 55 o al 76. "Y bueno, perdieron la paciencia..." podrá decir entonces Carrió.



Al lado de esto, que haya dicho que López Murphy la acompañará en la provincia de Buenos Aires, o que Patricia Bullrich será su ministra de Seguridad en 2011, pueden parecer datos menores.



No se si este es un límite. En las patologías psiquiátricas, o en las avanzadas antidemocráticas, se arrollan todos los límites. Así que habrá mas, sin duda.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Hartazgo

Me parece que Durán Barba cabalga de nuevo. O bien algún sucedáneo suyo.
En las últimas 72 horas Macri sale a farfullar con la impronta del discurso que otro le escribe.
Y la apelación al "sentido común de la gente" buscando asegurar (o reconquistar, cuando cuadre) adherentes.
Primero fue lo de "harto con los piquetes" dicho por el Jefe de Gobierno tras los cortes en el centro porteño, ocasionados por la Marcha contra el hambre, que bajo el lema "El Hambre es un Crimen" se realizó el viernes por la tarde, y que se combinó con una presencia aún mas superabundante de vehículos en las calles porteñas por el paro de subtes.
La declaración tiene su miga, y merece alguna atención: fue dicha con la habitual intención electoralista de quién plantea el problema, se manifiesta impotente para darle una solución y pese a ello supone salir fortalecido. La "Doctrina De la Rúa" de la victimización lo avala. El mensaje implícito sería que él no puede arreglar esto como Jefe de Gobierno. Ahora, "si Ustedes tuvieran a bien entregarme la Presidencia..."
Pero también cabe señalar el párrafo en el que advierte que quienes intentan estas prácticas "no reconocen que existe el otro". Curiosa y tragicómica reflexión para caracterizar a quienes intentan desesperadamente que los registren, que precisamente "reconozcan que existen". Porque se están muriendo de hambre en el país en el que los medios y dirigentes del fuste del propio Macri legitiman que pueden cortarse todas las rutas del país para que los que tienen mucho exijan que no les toquen sus ganancias extraordinarias. El mismo país en el que si son ellos los que intentan un reclamo, desde el hambre y la desesperación, se los critique sin nombrarlos. Sin reconocer que existen.
¿Será que estas desalmadas declaraciones son funcionales al electorado porteño?. No se, pero yo estuve 3 horas trabado con mi auto en el centro porteño. Y cuando pude salir me fui a cenar en un restaurant. Y no me da la cara para quejarme de los desesperados. Claro que también quedé medio trabado y tuve que desviarme de mi camino el sábado, en virtud de un monono concierto de campanas organizado con el auspicio del gobierno porteño, que dejó fuera de circulación al tránsito vehicular durante 4 horas en mas de 50 manzanas del centro. Un corte menor, si se quiere, contando la cantidad de involucrados respecto al del día anterior. De todos modos ni en uno ni en otro caso se consultó a nadie para hacer los cortes. Para Macri, entonces en ciertas circunstancias y por determinados motivos cortar calles no está mal. En fin, el bien común encarnado en los goces estéticos, que no en la satisfacción de necesidades básicas. Cada cual con sus valores.
La otra declaración de Macri que revela una pluma detrás fue la de hoy, respecto al bochorno en la Legislatura. Por un lado condena el episodio, advierte que llamó a los legisladores (quizás amenazó con dejarlos sin postre), pero después lo minimiza sin dejar de apreciar que el episodio corresponde a otro Poder (casualmente al que lo provee de las leyes que solicita) y que por eso no puede opinar mas. Si bien es cierto que Macri integró el Poder Legislativo (en su caso el de la Nación) es cierto que su experiencia en la materia está acotada pues iba muy poco, pues como es de público y notorio se aburría.
Queda pendiente el análisis que Macri no hará, de la confiabilidad de las leyes dictadas por un cuerpo legislativo con sistemas tan endebles a la hora de contar los votos.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Imponiendo Agenda: Adiós a la Tablita

Otra vez sale de Olivos una decisión que impone agenda. ¡Y que decisión...!
El anuncio del fin de la tablita de Machinea anunciado por Cristina terminó por sacarle protagonismo al motivo de la convocatoria, el plan de renovación de taxis, y tomó por sorpresa hasta a sus mas entusiastas promotores fuera del círculo presidencial. La sorprendida alegría de Moyano sumó otros festejos de sectores gremiales de la vereda opuesta, tal el caso de Barrionuevo.
Esto salió recién y exigirá de la oposición ingenio. Ingenio para encontrarle la vuelta que les permita criticar una medida que, si bien en principio impacta en la recaudación, generará mas consumo (el que también tributa, por supuesto).
Por supuesto siempre está la posibilidad de tildarla de oportunista, como intenta La Nazion, siempre animosa, con resultados pobres hasta acá: a las cuatro y media de la tarde la medida tenía, en semejante medio, mas del 60% de opiniones que la definían como "Acertada", contra menos del 30% que la daban como "Oportunista" (la favorita de la casa) y el 3,73 que la calificaban de "Incorrecta". Siempre queda al diario bartolista alegar que todo es obra de un hacker alemán.
O bien de insuficiente, como hace el inefable Caranchosky en el mismo matutino, en arremetida que contará con seguros apoyos en la oposición patriótica y republicana.
Está bien, se pudo hacer antes. Pero como todo lo que se podía hacer y no se hizo, lo va haciendo la administración K, a su ritmo y con su estilo.
En este caso, y recordémoslo antes de que la CC y el radicalismo vengan a explicarnos como habría que hacerlo, se puso fin a otra de las venenosas herencias de la última administración radical.
Es justicia.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Excrecencias


La agresión a la memoria de Evita resultó al final lo mas notable y trascendente de la movilización que encabezó en Entre Ríos la ex esperanza blanca del gorilaje argentino.

Como quedó acreditado durante la sedición agrosojera, ahora vendrá el hipócrita despegue de esta escoria respecto de los resultados de sus actos. Tal como ocurriera en muchas ocasiones anteriores, como cuando patoteros de su grey agredieron a un ciudadano que se animó a acercarse a una de sus "asambleas" y contradecirlos, o cada vez que exteriorizaba su berreta resentimiento de alcahuete de la oligarquía con amenazas o disparates dirigidos a la Presidenta, este impresentable, cuya expresión mezcla de los rasgos del vivillo de barrio con los del barrabrava de segunda fila hubiera hecho las delicias de Lombroso, seguirá difundiendo sus excrecencias mentales que sólo pudieron tener difusión por su funcionalidad con el esfuerzo destituyente de las clases dominantes que necesitaban de una imagen "popular" para abrirse paso. Para ellos lo popular es lo lumpen y por eso eligieron a este estropicio.



Pocos héroes del pueblo fueron objeto tan expreso del odio de clase como Evita. El increíble calvario de sus restos demostró el odio cerril de la cavernaria oligarquía argentina la que, como en estadios intermedios de la humanización, se ensaña con los cadáveres cuando no puede con los vivos. A la luz de esa experiencia, esta muestra de barbarie sobre un busto de bronce de Eva es un dato menor. Que no debe producir otra reacción que la piedad por la abismal imbecilidad de los que lo llevaron a cabo.



Como tantas veces, memoria. Memoria acerca de los hechos y de sus autores. Para que la hora del escarmiento sea hora de justicia.

El Mal

Aunque habitualmente lo publicado aquí es, para bien o para mal, producción propia, en ocasiones Politeia Argentina cuenta con algún colaborador, o como en este caso hacemos, reproducimos con autorización del autor este post "de despedida" a George W. Bush. Su admisión de que no había "armas de destrucción masiva" en Irak, siendo que esa falacia fue la viga sobre la que se sostuvo la justificación al saqueo de esa nación, y el tono con que lo admite, resultan una dolorosa manifestación de lo que Arendt llamó "la banalidad del mal". Gracias entonces a Igrac Komarac.



Es increíble; todos sabíamos que iba a llegar el momento, algún día este criminal iba a reconocerlo, nada mas que como dicen es cierto, la verdad duele.

Hace mas de 2.000 días con la excusa que Irak poseía armas de destrucción masiva se iniciaba primero el bombardeo de una de las ciudades mas hermosas y milenarias del mundo árabe, Bagdad la milenaria, iba a recibir una lluvia de fuego y destrucción transmitida en directo desde la CNN, quizás uno de los hechos mas atroces de los últimos tiempos donde vía satélite todo el mundo presenciaba como esa noche comenzaría el martirio de una nación soberana que como tal no permitió el chantaje al cual estaba siendo sometido por USA y sus aliados del momento.

El intento de relacionar al régimen laico de Saddam Hussein con la organización fundamentalista de Al Qeda tenia tanto asidero como haber querido vincular al IRA con los esquimales.

Pero finalmente Bush se pudo dar el gusto y luego de la destrucción, muerte y dolor que cayó sobre Irak fueron por sus recursos naturales como el petróleo, sin olvidar sus riquezas arqueológicas; todo fue saqueado.

Esta semana en un reportaje que le fuera hecho por el canal ABC a este ya próximo ex presidente y uno de los mayores criminales de la historia, el mismo reconoció ante el periodista Charles Gibson que:


"El mayor arrepentimiento en toda esta presidencia consiste en el fallo de información en Irak", dijo en relación con las armas de destrucción masiva que su gobierno decía que poseía Saddam Hussein y que llevaron a declarar la guerra a este país en 2003.


"Hubiera deseado que la inteligencia hubiese sido diferente, supongo", añadió.

Sin embargo, Bush eludió responder cuando Gibson le preguntó si hubiese invadido Irak de haber sabido que no tenía armas de destrucción masiva:



"Es una pregunta interesante. Sería volver atrás sobre lo que se ha hecho y es una cosa que no puedo hacer".

(Fuente:http://www.elmundo.es/)


El costo en vidas de tal "error de inteligencia" es al día de hoy:


2.086 días de guerra



Bajas estadounidenses:

43.993 militares heridos que precisaron transporte aereo
4.207 militares muertos



Aliados

176 militares ingleses muertos

Otras naciones

138 militares muertos

Bajas Irak

7.487 militares muertos

43.989 Civiles muertos




Todo fue aparentemente producto de un error.






¿Se puede ser tan hijo de puta?




>

martes, 9 de diciembre de 2008

Lapegüe Tiene el Cuello Lastimado





¿Lo tenés a Sergio Lapegüe, no? Una de las caritas de TN, que con sus anteojos John Lennon y su expresión amigable se encarga de suministrarnos la ración que el canal de noticias del grupo Clarín nos administra a diario.

Bueno, resulta que en FM Blue (100.7) este muchacho tiene un programa mañanero, "Te lo Dice un Amigo", en el cual continúa cultivando la imagen bonachona-intimista diseñada en la noche de TN, que le ha valido un club de fans liderado por entusiastas damitas.

Repetidor de la línea editorial de su jefatura, por supuesto, cosa que no se podría objetar en uno mas que devino en "periodista" sólo por buena presencia, dió buena cuenta de ello trasmitiendo en la Cadena Nacional de la Gente Linda durante el paro agropatronal. Ahora parece que el lema inverosímil del canal, ¡Periodismo Independiente! se le subió a la cabeza a Sergio. Zappeando emisoras lo descubro en la publicidad de su programa contando una fábula "con contenido..."

Según Lapegüe, palabras mas, palabras menos, un lobo atormentado por el hambre se encuentra con un perrito que le recomienda hacer como él, que adula a sus amos y así se asegura casa y comida. El lobo advierte entonces una marca en el cuello del perrito y descubre que este vive encadenado. Así que decide que no cederá su independencia por un plato de comida, diferenciándose así de los que a cambio de un mendrugo resignan su libertad...y aquí el bueno de Sergio acota "...de prensa".

Si amigos. La inocente historia deviene en valiente alegato libertario y este lector de noticias fabricadas por otros parece creerse Hemingway corresponsal de guerra, o Solzhenitsyn desafiando al poder.



Aunque quizás sea un grito de su inconciente, para tratar de remediar con cuentitos el profundo dolor de su cuello lastimado por la cadena clarinista.



Porque queda claro que en esta historia, a Lapegüe le calza de maravilla el rol del perrito.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Un Año Ya...




Cuando Mauricio Macri fue electo Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires muchos pensamos que el escenario un año después de su asunción sería distinto al que hoy vivimos.

No digo de ninguna manera que sería mejor. Digo distinto.


Pensamos que en el proyecto de Macri esta jefatura es una escala técnica hacie el premio mayor, la Presidencia de la Nación, en pos de la cual iría en 2011 si las condiciones le eran favorables. Siendo así, supusimos que procuraría una gestión que disimulara las características mas antipopulares de un proyecto ideológico que supone un regreso aggiornado a los '90. Que intentaría una gestión caracterizada por la eficiencia, según entiende la derecha ese concepto y que la idea, fuertemente impulsada durante la campaña electoral, de que en la ciudad no había en juego cuestiones ideológicas, sino que se trataba de administrar bien los recursos fiscales, iba a ser exhibida también como un valor de su gobierno.


Claro que, a partir de que la idea de que se puede gobernar sin ideología es falsa, siempre supusimos que Macri y los suyos tendrían que disimular algunas de sus concepciones para que el concepto "cool", lavado, casi distendido que se propuso en la contienda electoral pudiera sobrevivir a la hora de administrar recursos, elegir entre opciones, y tomar decisiones que inevitablemente traducen en la praxis la concepción del mundo y de la gente que tienen los que gobiernan.


Por eso digo que las cosas fueron diferentes. El gobierno municipal de Macri, al fin, se parece tantísimo al que uno podría imaginar de una gestión presidencial del hijo de don Franco. Y si no se parece mas es porque, afortunadamente, las cuestiones macroeconómicas, las relaciones exteriores, la defensa nacional, entre otras, no forman parte de las incumbencias del jefe de gobierno porteño.


Conviven en esta gestión una fuerte concepción ideológica para tomar decisiones en materia de política educativa, sanitaria, fiscal, cultural, de seguridad, de obras públicas, como en la cosmovisión que fija categorías de privilegios intocados para los mas poderosos económicamente respecto a los sectores medios y bajos de la población, con una notable ineptitud práctica que en algunos de los renglones antes señalados osciló entre el patetismo y la vergüenza.



Creo que lo que mejor define la opción ideológica del jefe de gobierno ha sido su actitud durante el conflicto agropatronal durante el cual, lógicamente alineado junto a la SRA, sus asociados y súbditos, proponía destrabar el conflicto mediante el diálogo, como instrumento de capitulación del gobierno nacional, y su posición ante los reclamos de diversos sectores de la comunidad (docentes, estudiantes, médicos, etc.) en su propia gestión, ante los cuales su vocación "cafetera" y dialoguista desapareció, siendo reemplazada por la absoluta intransigencia. Es decir solidaridad y apoyo al reclamo de los poderosos, desdén y hostilidad cuando los que piden son los sectores populares, los que por otra parte, reclamaban ante decisiones del propio Macri.


Desde las ciudadelas ideológicas en las que se encaramó Macri no se ha avanzado a la solución de ningún problema de la ciudad. En el marco de una notable subejecución presupuestaria sólo ha sido visible una compulsiva arremetida contra las calles de la ciudad en una tarea que no parece estar destinada primariamente al bacheo y al asfaltado sino a la recolección de adoquines, al cambio de veredas y a la facturación de metros de pavimento sin criterio visible de utilidad pública.


El invierno sin calefacción en las escuelas es una opción ideológica, el desguace de hospitales públicos es una opción ideológica, la suba de impuestos al consumo en medio de una incipiente recesión es una opción ideológica, la criminalización de la protesta es una opción ideológica, la conversión del Teatro Colón en un shopping es una opción ideológica...Así, el primer año de gestión de Macri en la Ciudad se cierra con dudas hacia adelante que su propia acción y la de los demás actores de la realidad porteña irán aclarando. El que viene es un año electoral y pese a lo antedicho no creo que hasta hoy haya razones para creer que el PRO vaya a dejar de ser primera minoría.


Entiendo que es el 40% de votos obtenidos en la primera vuelta de 2007 el capital que el macrismo debe aspirar a conservar para no mellar las aspiraciones presidenciales de su propietario. Y esa porción de los votantes se compone de un núcleo de personas con intereses similares a los de Macri y otro, clasemediero fundamentalmente, que sin los mismos intereses de clase que los de Macri, lo acompaña desde lo ideológico: para la concepción que ven en los empleados públicos una caterva de vagos, que cree que los reclamos de los trabajadores de la salud y de la educación se arreglarían mas fácil a garrotazos, que la salud y la educación públicas no son un problema para los que mandan a sus hijos a colegios y universidades privadas, y gozan de los servicios de la prepaga que pueden pagar, el PRO no ha hecho mal su gestión.


Las aristas preocupantes quizás sean la escasa capacidad de gestión exhibida, que se intentó excusar con victimización y quejas hacia en Gobierno Nacional (De la Rúa en el pasado tuvo éxito haciendo justamente eso) y sus avances en materia fiscal, que concluye el año con imposiciones al consumo. Esas sí pueden impactar a mediano plazo al núcleo duro de apoyos.

Claro que para el año que viene queda el recurso de recurrir a Gabriela Michetti, cuyo único desempeño público hasta ahora fue exhibir su rostro lánguido y piadoso en actos públicos y oficiar de traductora y exegéta ("Mauricio quiso decir...") de los discursos y declaraciones de Macri, cuyo slang "country" lo haría de otro modo inentelegible para el común de sus oyentes. Las encuestas darían a la Vice con capacidades diferentes ( y superiores a las de su jefe) como la figura política con mejor imagen en la Ciudad. Eso y volcar dinero en proyectos efectistas, dado que para los efectivos 2008 demostró que no hay capacidad, o interés en algunos casos, para encontrar soluciones.


Queda por ver para adelante el desempeño de los demás actores de la realidad política porteña, desempeño que no ha sido especialmente lucido hasta hoy, sobre todo de quienes nos representan a nosotros, a quienes nos reconocemos en las antípodas de la propuesta macriana. Aunque ese tema da para otro análisis, que por ahora quedará elaborándose.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

A que No Te Enteraste


Se llama "Rio de la Plata", y es la flamante incorporación de la naviera alemana Hamburg Sud, botado en marzo de este año, y capaz de transportar mas de 5.500 toneladas.
Este colosal portacontenedores es el buque de mayor porte que haya ingresado al puerto de Buenos Aires, cosa que ocurrió hace unos pocos meses.
El ingreso de grandes buques como este es posible dado el trabajo de dragado del
Río de la Plata que realiza la Administración General de Puertos (AGP), y que facilita el crecimiento de la terminal portuaria de Buenos Aires como boca de ingreso y de salida del comercio exterior.
Por otra parte, este año se producirá un nuevo récord de arribos de cruceros turísticos a Buenos Aires, (mas de 115), que harán escala aquí o que la partirán en recorridos regionales. Ello ha motivado que las instalaciones destinadas a terminal de pasajeros en el puerto de Buenos Aires hayan duplicado sus dimensiones a partir de este año.El puerto de Buenos Aires se ha unido a los de Puerto Madryn, Mar del Plata y Ushuaia, creando una entidad que agrupa a los puertos argentinos que son visitados por estos cruceros internacionales para establecer políticas conjuntas que redunden en beneficio del servicio.
Un dato interesante respecto a los cruceros es el creciente números de usuarios argentinos que tienen losa lujosos buques que se movilizan desde y hacia este puerto: este año el 15% de los embarcados aquí son connacionales.
Seguramente si el "Río de la Plata" hubiera encallado al intentar ingresar a nuestro puerto, hubiera estado en la tapa de todos los diarios y TN hubiera hecho famosa su imagen. El hecho de que el trabajo de un organismo del Estado permita que buques de gran calado lleguen hasta aquí, en cambio, no ha logrado ser noticia. Un amigo que se desempeña en la AGP me señalaba que todas estas noticias fueron reiteradas veces puestas en conocimiento de los medios de prensa de mayor circulación sin conseguir que fueran difundidas. Está claro que para "La Nación", para "Clarín", y tantos otros, toda noticia que desmienta el clima de catástrofe, que no sea pálida, no existe.
Desde este modesto espacio entonces, se los cuento. Este no es el diario de Yrigoyen, pero claramente tampoco quiere hacer el mismo papel que hace la prensa canalla.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Brindo por este Noviembre

La lluvia tras el bochorno, produce un sacudimiento en la ciudad, con todas sus secuelas, que genera como única novedad respecto a anterior gestiones, que ahora el que emite excusas es otra persona.
Y traído por la lluvia y los vientos me siento nuevamente a picotear el tablero de mi PC, tras una ausencia respecto de la cual sólo puedo decir que si a alguno no le pasó inadvertida, se lo agradezco. Aquí estoy de nuevo, procurando reflexionar con quienes me visiten.
El último día del mes transcurre, y yo no quiero dejarlo ir sin reflexionar sobre lo trascendente que vivimos este noviembre. Un repaso debe ser encabezado por el hecho de mas largo alcance y significación que transcurrió durante estas 4 semanas y dos días: el fin del sistema jubilatorio que padecíamos desde 1994.
En términos de trascendencia política esta medida supera, para mi gusto, prácticamente a cualquiera que se haya tomado desde el inició de la gestión K, en mayo de 2003. Porque ha pegado en la línea de flotación de un sistema de poder financiero al que muchos le ladran pero pocos lo muerden. En términos de reversión del modelo de los ’90, tan denostado pero aún tan vigente en todos los escenarios de la vida nacional, es una medida fundamental, acompañada hasta aquí poco mas que por el cambio de tendencia en materia de legislación laboral que se viene registrando lentamente.
Yo pasé por el frente del Congreso en momentos en los que el Senado debatía el fin de las AFJP. Nadie hubiera podido señalar que adentro se debatía algo tan importante para los trabajadores y para el Estado. Una docena de militantes de APOPS tocaban redoblantes sobre la esquina de Hipólito Yrigoyen. En frente, en el enyetado sitio que otrora ocuparon las carpas oficiales durante el debate de la 125, estaban unos 40 empleados de las administradoras, con una bandera tachonada de crespones negros. Poco mas. Quizás la falta de épica para las gestas oficiales sea un signo de su estilo. Yo lamento que sólo se convoque al pueblo cuando parece que perdemos.
Ayer una compañera me mostraba el último mensaje de su ex administradora. En el lenguaje críptico que caracterizó siempre a estos vendedores de humo le informan, afortunadamente por última vez, acerca del valor cuota y de las cuotas acumuladas. Ni una línea que aclara con que se come eso, que significa en términos de dinero. Un rápido cálculo me permitió informarle que 14 años de aportes a su “cuenta individual” le permitían gozar de $20.000.-, lo que significa que si hoy dejara de laborar si expectativa de vida le permitiría percibir la friolera de $70.- por mes. ¡Y a vivir…! Si con parejos ingresos y rendimientos lograra llegar a sus 60 aportando, una proyección le prometía arañar los $200.-.Por supuesto en ese punto el Estado concurriría con sus fondos, a permitirle alcanzar una jubilación mínima para darle una pátina de dignidad a su sobrevivir. Fondos a los que la compañera y todos los demás expoliados por las AFJP no habrían contribuido en un centavo.
En fin, terminó un sistema que desfinanciaba al Estado, desprotegía a los trabajadores, enriquecía injustamente a empresas que no debían mostrarse eficientes para cobrar sus disparatadas comisiones, y era caldo de cultivo para maniobras como la que terminaron con el procesamiento de los directivos de la ex AFJP Siembra, en desvergonzado perjuicio de su clientela.
Por ello, alzo mi copa en este último día de noviembre.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Las Manos en el Fuego




La ordalía, o Juicio de Dios, era un método de juzgamiento medieval, utilizado por la Inquisición. Si bien el origen era aún mas antiguo, se lo generalizó por entonces y demostró una eficacia brutal a la hora de encontrar culpables, aunque estos no fueran necesariamente los responsables de los crímenes que se investigaban. En realidad, ni siquiera hacía falta que hubiera un crimen. Pero siempre se obtenía un culpable...


De las diversas ordalías, la mas popular es aquella que ha dado origen a la tan común expresión "poner las manos en el fuego". Precisamente en sostener con las manos desnudas una barra de hierro calentada al rojo vivo, o bien en introducirlas en un recipiente con brasas ardientes consisitía la ordalía.


Si el acusado era inocente, señalaban los inquisidores, Dios impediría que sufriera daño alguno. Pero si era culpable se quemaría. Como se ve un sistema perfecto, a la medida de tales juzgadores, pues en la práctica se daban dos posibilidades: o que el reo se negara a poner las manos en el fuego, con lo que se interpretaba su negativa como admisión de culpa, o bien que las pusiera, con lo cual se quemaba, y por lo tanto era declarado culpable.


Mucha agua ha pasado debajo del puente desde entonces, pero todavía aparecen seres ingeniosos capaces de inventar sistemas acusatorios tan perfectos, en donde la propia acusación funciona como sentencia.


Entre nosotros surge aplicando similar sistema un personaje con la misma tendencia que tenían los monjes inquisidores a utilizar medios que simplifican el proceso, aún a costa de la verdad.
Si, es ella, Elisa Carrió.


Carrió ha superado el trabajoso sistema judicial y la acumulación probatoria. Ni siquiera tiene que averiguar si lo que imputa es cierto. Su método funciona igual, pues realizada la acusación, quedan dos probabilidades: que la Justicia encuentre culpable a quién ella achaca determinado crimen, por lo que ella tendrá razón, o bien que el acusado resulte inocente, caso en el cual ella acusará a la propia Justicia de corrupta y cooptada por el poder, con lo que la mediática acusadora, por si misma, determinará que su acusado es culpable.


Debemos señalar que la primera de las opciones no se ha dado hasta ahora, así que en la práctica Carrió se ha limitado a revolear imputaciones al ritmo de sus conveniencias políticas, en una práctica mas parecida a la calumnia y a la difamación que a la defensa de las instituciones y el interés público.


La acumulación de imputaciones previas formuladas por ella misma, cuando no recortes de medios tan reputados como Perfil y Urgente24, sustituirán a los elementos probatorios que acompañarán sus libelos, y en el caso en que hasta esto le resulte demasiado oneroso se limitará a copiar denuncias ajenas.


Este es el estilo de quién es "una denunciante, no una opositora" tal como la ninguneara el mismo Raúl Alfonsín al que últimamente ella sometiera al dudoso agasajo de su acercamiento con Gerardo Morales. Estilo que, también hay que decirlo, es funcional a su propio público, siempre dispuesto a creer que "son todos unos ladrones".


Por fin, creo oportuno rescatar otra similitud que emparente a la moderna Torquemada con sus antecesores medievales: su tendencia a recepcionar mensajes divinos. Y no lo digo en sentido figurado. Así como el Altísimo les explicaba las ventajas de la ordalía a los monjes juzgadores, la propia interesada deja entrever la verdad acerca de "su secreto" en una nota que publicó en el verano pasado su matutino amigo, La Nación, y que en otro contexto debería ser una pieza de gran utilidad en un eventual juicio de insanía.


miércoles, 12 de noviembre de 2008

De Narváez y Pinedo nos ayudan...

Aún en una expectativa favorable, como la que se presenta de cara a la aprobación por el Senado del nuevo régimen jubilatorio, resulta necesario tener presente que el proyecto seguirá recibiendo munición graneada por parte de los opositores ideológicos, los opositores oportunistas y de la "prensa seria".
A diferencia del proceso que derivó en la derogación de la Resolución 125, este batifondo careció hasta aquí de interpretes adecuados. Mientras que el imaginario social permitió proyectar en el debate anterior una imagen pública de los adversarios del gobierno que los favoreció, permitiendo ocultar tras la figura de manos callosas y amaneceres laboriosos de campesinos imaginarios, a rentistas y especuladores concretos y reales, en este caso una construcción semejante no ha resultado posible. Es que no hay sofisma que pueda hacer aparecer a los bancos, propietarios de las afjp, bajo una luz que los favorezca lo suficiente. Aún en un país donde la cortedad de memoria afecta a anchas porciones de la sociedad.
Pero la munición sigue siendo arrojada. Veía anoche en televisión a algunos de los tenaces francotiradores, cuya sola presencia hace dudosa toda gestión exitosa. El sofisma enarbolado por el colomboneoliberalmenemojusticialista Francisco de Narváez consiste en señalar que mediante la reapertura de la opción previsional, que permitió durante el año pasado a los contribuyentes prisioneros del régimen de capitalización incorporarse al de reparto, se había celebrado una especie de plebiscito mediante el cual la mayoría de los futuros jubilados había dado el sí al sistema privado. Si bien los números de afiliados a la capitalización resultan engañosamente elevados, pues mas de 3 millones de los mismos no hacen ningún aporte, resulta sospechoso que con esa realidad conviva la que indica que el 80% de los nuevos afiliados elijan el reparto.
La verdad es que la nueva situación no implica que todos los aportantes pasen compulsivamente el régimen de reparto, pues este se extinguirá a la par del de capitalización. El nuevo régimen, que se llamará Sistema Integrado Previsional Argentino ofrecerá prestaciones distintas a las dos opciones existentes.
Y hay una diferencia, entre varias, que hacen al nuevo sistema totalmente diverso al de reparto hoy existente: es que el Estado dejará de sostener las jubilaciones presentes y futuras de la enorme cantidad de afiliados a la capitalización que no alcanzan el haber mínimo y en socorro de los cuales debe concurrir sin que estos aporten un sólo peso a un sistema solidario. Concretamente ahora todos los aportantes lo serán del Estado, lo que terminará con una de las características mas irritantes del sistema de capitalización, en el que los contribuyentes con los mejores sueldos, con el perfil "yuppie" de los comerciales de Consolidar aportan para si (y para su socio en las ganancias, Consolidar) y le dejan al Estado y a los aportantes al régimen de reparto que sostengamos a los menos afortunados, entre los cuales eventualmente puede estar el propio padre del yuppie.
Así que nada de plebiscito, que el nuevo régimen no es ninguno de los dos que hasta hoy coexisten.
Otro sofisma fue voceado por Federico Pinedo, el mismo que con involuntario humor dijo hace unos días que le parece que los argentinos no comparten su preocupación por el sistema jubilatorio.
Lo que señala este caballero es que el fin del sistema de capitalización significa un atentado contra la propiedad privada. No explica de que propiedad privada habla, cuando los fondos depositados en las cuentas individuales no pueden ser objeto de disposición por parte de sus aportantes. Es decir, no pueden pedir no ya que se los reintegren, sino tampoco pueden opinar acerca de las "inversiones" que las administradoras hacen con ellas. Por otra parte, en caso de que tal pretensión se judicializara, parece evidente a la luz de las escuálidas prestaciones que el régimen de capitalización viene generando, que resultaría muy difícil demostrar un perjuicio, tal como el que resultaría si las futuras jubilaciones estatales fueran inferiores a las mismas prestaciones pagadas por las afjp.
En fin, las conmovidas manifestaciones no mueven el decibelímetro, y de no mediar alguna generosa Banelco salvadora vamos derecho a la abolición de un verdadero paradigma del saqueo de los '90. Si, saqueo. Aunque esa palabrita recién haya brotado ahora y no entonces de boca de tantos sinvergüenzas que la juegan de paladines de la República y del estado de derecho.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Ni tan Blanco ni tan Negro







La victoria en la elección presidencial estadounidense alcanzada por el candidato del partido Demócrata Barack Obama no ha resultado indiferente para nadie.

En nuestro país, en términos generales las reacciones se podrían englobar en dos grandes grupos: por un lado están aquellos que consideran que gane quién gane nada cambiará y que el Imperio seguirá siendo, sin fisuras, el mismo que desde el derrumbe de la Unión Soviética ha establecido un mundo unipolar aún mas injusto y mas peligroso que el anterior.

Frente a ellos se alzan los que ven en el triunfo del candidato de color (de color negro, aclaremos, por mas que técnicamente sea un mulato) la puerta de acceso a un mundo nuevo pleno de oportunidades, y de cambios que se presumen favorables, a juzgar por la alegría que exhiben muchachos provistos del espesor intelectual de Ernesto Tenembaum el Nimio (para diferenciarlo de su homónimo, el Groso, que de política internacional sabe en serio).

Haciendo honor a nuestras raíces ideológicas, nos pronunciaremos en esta coyuntura por la Tercera Posición: vamos a descreer tanto de la doctrina pesimista, tan bien explicitada por Atilio Borón, como del incauto optimismo de tantos corazones tiernos.

Quizás la sobrevaloración de los sucesos parta de atribuirle a la persona que ejerza el cargo de Presidente de Estados Unidos la condición de "hombre mas poderoso del mundo" que, para criticarlo o para alabarlo, se le ha dirigido con frecuencia. En realidad, el verdadero poder reside en otro lado y el Presidente será poderoso mientras no se malquiste y sea mas bien un fiel ejecutor de políticas que no afecten a ese "complejo militar-industrial" que incluye a la industria bélica y a la industria petrolera como elementos integrantes, pero no excluyentes.

La celebración de los rituales democráticos no pone en riesgo, a priori, la verdadera estructura de poder, y todo aquel político que vuele lo suficientemente alto como para aspirar a la presidencia, sabe qué puede hacer y qué no.

Básicamente son los lineamientos de la política internacional del "Hegemon" planetario parte de aquello que puede ser matizado pero no cambiado de raíz: seguramente no es imprescindible que Obama tenga un listado de integrantes del "eje del mal", tal como hicieron las sobreactuadas administraciones republicanas, pero allí donde los que mandan en Estados Unidos, con presidente demócrata o republicano, vean sus intereses comprometidos, la maquinaria de poder se pondrá en marcha.

Yo creo que Barack Obama es un hombre inteligente, culto y con mentalidad abierta. Sospecho que es agnóstico y que sabe que el "sueño americano" engendra monstruos. Podría pertenecer a la comunidad política de cualquier país del mundo desarrollado y eventualmente debe estar capacitado para entender puntos de vistas antagónicos, y de comprender que naciones como las latinoamericanas puedan ver con justificada desconfianza a su país. Todo ello representa una novedad respecto a sus antecesores republicanos, y posiblemente también eso lo diferencie de buena parte de la clase política usamericana.

Si embargo también creo que esos rasgos son los que en general deberá disimular para mantener el favor de sus votantes y la cabeza sobre sus hombros. Suena tranquilizador que el botón del Apocalipsis vaya a dejar de estar al alcance de la mano de un hombre convencido que Dios considera a los Estados Unidos como su brazo ejecutor en la Tierra y que además está dispuesto a susurrarle instrucciones al oído, pero conviene recordar que un delirante como George W. Bush fue electo y reelecto por el pueblo usamericano y que el candidato de su partido acaba de obtener, pese a la derrota, 55 millones de votos. Conviene tener presente también a la hora de hacer conjeturas, que en la campaña electoral recientemente concluida el concepto de "redistribución de la riqueza" no fue mencionado como un valor, sino como una acusación, que McCain formulaba y de la cual Obama se defendía. Con estos bueyes ara el mundo.

En fin: la victoria de un hombre que ha logrado representar las expectativas de minorías históricamente postergadas debe abrir razonables expectativas de cara a la política interna usamericana. Ante sí se alzan las evidencias del saqueo sufrido por el pueblo de ese país por parte de un gobierno que significó que la administración estuviera atendida por sus propios dueños, el 5% mas rico que se bajó los impuestos, hizo negocios obscenos, echó manos de los fondos públicos para su propio beneficio, debilitó el sistema de seguridad social y de salud hasta límites impropios de democracias occidentales, mostró en catástrofes como la de Nueva Orleans su indiferencia por los sectores desprotegidos, siguió usando a negros, latinos y de blancos pobres como carne de cañón en sus aventuras imperialistas alrededor el ancho mundo, se aisló y enajenó la voluntad de antiguos aliados.

Ahora, es en materia de política internacional donde no hay motivos para creer que las cosas cambien salvo en sus aspectos mas absurdos a partir de la pérdida de protagonismo de la derecha religiosa que constituye un ala relevante del partido Republicano. A quienes crean que de pronto Estados Unidos puede convertirse en un gigante amigable es bueno recordarles que aún bajo las administraciones de Kennedy y de Clinton, las dos mas benevolentemente consideradas por la mirada de la progresía, el águila imperial siguió volando. Y también que políticas imperialistas pueden presentarse en envases mas bonitos, como en su momento lo fue la Alianza para el Progreso.

Es falso que durante el ciclo republicano Latinoamérica haya sido indiferente para el gobierno usamericano y que eso hacía deseable un triunfo de McCain. La profundización del Plan Colombia, la grosera intromisión en cuestiones bolivianas, venezolanas y ecuatorianas por decir poco, el hecho de que la 5ta. Flota navega de nuevo aguas territoriales latinoamericanas, la verificable circunstancia de que el ALCA debió ser desmontado en la gesta de Mar del Plata, mediante la inédita unidad de acción de nuestros gobiernos, no hablan de indiferencia sino de una política de relativa baja intensidad pero que motorizada por los Roger Noriega, los Otto Reich y demás depredadores de turno no debe ser vista como una época de reflujo imperial, sino de coyunturas propias y exógenas que han permitido a Latinoamérica resistir con razonable éxito acometidas que en los '90 hubieran terminado entre genuflexiones.

Los primeros pasos tras la elección muestran a Obama como un conocedor del teorema de Baglini, y la anunciada decisión de dejar los temas militares en manos de algún "republicanos moderado" como podría ser el actual Secretario de Defensa parecen correr en esa dirección.

La crisis que afecta a los sectores mas modestos, que ven en peligro sus viviendas y las expectativas de jóvenes y negros que por primera vez se inscribieron para votar son elementos que "correrán por izquierda" a Obama. Claro que la historia indica que las crisis del Imperio las pagan los pueblos del resto del mundo.
Veremos ahora si Barack Obama es capaz siquiera de intentar otro camino.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Los Medios Dicen la Verdad...


...sólo que debemos estar atentos para encontrarla, pues la dicen de vez en cuando y por distracción o por soberbia.


Veamos algunos ejemplos:

1. .El primero es de hace dos años (tratándose de La Nación, cuesta encontrar verdades mas cercanas). Aquí encontramos al apólogo de Bussi (sí, también de Buzzi, pero el de la SS en el apellido fue el primer amor allá por 1976) Joaquín Morales Solá dando una clase práctica sobre la función del periodismo. Que, como veremos, no es informarnos sino controlarnos según esta inesperada confesión:


"El periodismo y los Kirchner son definitivamente incompatibles. Un presidente que desprecia las estructuras partidarias y que busca esquivar el control institucional sólo confía en su relación directa con la sociedad. El problema consiste en que la prensa se le mete en el medio. Innecesariamente, ha decidido competir con el periodismo por el control de la opinión pública. Ese es el conflicto de fondo, que no carece de palabras injustas y de agravios innobles."

Joaquín Morales Solá, La Nación, 9 de julio de 2006 (nota completa aquí).


Luego de la orwelliana confesión, el último parrafito a la luz de los que vino después, anticipa de que lado iba a estar la munición gruesa en materia de "palabras injustas y de agravios innobles".


2. Aquí un caso cercano y sobre el que ya hablamos, pero que merece una relectura: el Editor General de Clarín liquida cualquier duda sobre la intencionalidad política del caso Antonini Wilson, explicándonos que el gobierno fue víctima de una bala perdida en el tiroteo yanqui contra Chávez. La venerada justicia del Imperio convertida en una herramienta de un "affaire" y Argentina alcanzado por un daño colateral. Leamos:


"Tiene, ya se sabe, toda la confianza del gobierno de Bush -embajador en la ONU, embajador en Irak, director de Inteligencia y luego vicecanciller de EE.UU.- y el viaje buscaba mitigar las heridas producidas por la valija de Antonini Wilson, un affaire que fue pensado para castigar a Hugo Chávez y terminó golpeando fuerte al gobierno de los Kirchner."Ricardo Kirschbaum, acerca de la programada visita del funcionario usamericano John Negroponte, en Clarín, 2 de octubre de 2008 (nota completa aquí).


3. Aquí una retahíla de confesiones de delincuencia común y de voluntad de atentar contra las instituciones, que fueron publicadas en los principales diarios, en todos los casos menos en uno, en forma acrítica:


"A partir de mañana a las 20 no pasa ningún camión". Alfredo de Angelis, salteador de caminos, Diario Perfil, 7 de mayo de 2008 (ver aquí)


Si los legisladores ratifican las retenciones hay que disolver el Congreso”. Ricardo Buryaile, vicepresidente 2do. de Confederaciones Rurales Argentinas en varios medios, 20 de junio de 2008 (ver aquí)


"Mi maestra de Historia decía que tres instituciones hicieron grande a la Argentina: la Iglesia, el Ejército y el campo." Néstor Roulet, vicepresidente 1º de Confederaciones Rurales Argentinas, en la inauguración de la Exposición Rural de Venado Tuerto (Sta. Fe), en La Capital de Rosario el 14 de octubre de 2008.


"Les digo a todos los legisladores, que aquel que levante la mano para apoyar el presupuesto nacional tiene que ser considerado traidor a la patria." Néstor Roulet, en el mismo acto que el de la frase anterior (ver ambas declaraciones aquí)


"Por eso desde la Comisión de Enlace hay una actitud de ir desgastando y erosionando desde donde se pueda a este gobierno." Eduardo Buzzi, en acto público en Presidencia Roque Sáenz Peña, Chaco el 3 de noviembre de 2008 (ver informe aquí).


Amenazas a la institucionalidad, apologías del delito, adhesiones a lo mas reaccionario de nuestro pasado, y por fin la explicitación de un plan que excede ampliamente la reivindicación sectorial y avanza sobre un gobierno elegido por el pueblo. Todo está en los diarios. Falta, por supuesto la condena categórica que si merecen temas tales como el mal humor de Néstor Kirchner, los malos modales de Guillermo Moreno, el cholulismo de Cristina (según opina el diario del sucesor de Nélida Roca). Bueno, todo no se puede.

Claro que la última de las frases citadas, la de Buzzi, si tuvo réplica por parte de un paladín de la prensa seria. Veamos:



4. "Al admitir con sus dichos las sospechas que había sembrado el oficialismo durante el conflicto del campo, Buzzi le ha dado a Cristina Kirchner lo que necesitaba para demostrar que el paro había comenzado por las retenciones pero pasó a apuntar contra la continuidad del Gobierno.El resto de la Mesa de Enlace ha tratado de despegarse de las declaraciones de Buzzi, aunque por cierto no han sido todo lo convincente que deberían por la gravedad institucional que tuvo la admisión de la estrategia para minar la base del Gobierno." Ricardo Kirschbaum, comentando los dichos de Buzzi, Clarín 5 de noviembre de 2008 (nota completa aquí).



Aquí sí, por fin, Kirschbaum se decide a criticar a Buzzi. A tal fin da por sentado que toda la movida agrosojera tuvo "gravedad institucional". Claro que mas que revelar la noticia, parece lamentar que Buzzi se haya ido de boca y termina acusándolo de "amateur". Calificativo que, si no supiéramos que no cualquier perejil llega a Editor Jefe de Clarín, podríamos suponer que también le cabe a Kirschbaum, a quién hemos leído revelando el mes pasado que la historieta de la valija era un armado político y ahora que el paro agropatronal fue un ataque contra el Gobierno.


Faltaría que Kirschbaum establezca la responsabilidad del multimedio mas grande en el país, al haber sido funcional, con un papel de relevancia, a esas dos movidas desestabilizantes y al no haber revelado jamás a sus público la verdadera naturaleza de ambos episodios, a través de ninguno de sus integrantes y menos aún de Clarín, que es la primera voz en el coro de la desinformación que padecemos.


miércoles, 5 de noviembre de 2008

Andanzas de Sinvergüenzas

Además de golpistas, torpes. Aunque esa torpeza no excusa en absoluta la actitud criminal que han sostenido y en la que, en la medida en que puedan, persistirán. Pero si sirve para caracterizar a Eduardo Buzzi y a Alfredo De Angelis, dos personajes a los que sin ninguna pretensión de originalidad, desde este blog ya han sido caracterizados de preservativos (forros, para hacer honor a la frase que encabeza este blog y que excluye la pacatería de la corrección política). Simples instrumentos de quienes los utilizaron por su capacidad de poner mano de obra gratis en los cortes ruteros que caracterizaron la agresión agropatronal a la democracia, y para darle cierta visibilidad popular a un movimiento que desde sus origenes se gestó como defensa de los privilegios del capital concentrado. El grotesco final de la "lucha" de los pequeños y medianos salames que descubren que con la 125 que ayudaron a voltear estarían mejor que ahora dibuja también la espesura que como dirigentes tienen estos dos sujetos.
Una cosa era De Angelis subido a la caja de la camioneta en Gualeguaychú haciendo el papel del humilde productor rural que la prensa le amplificó gratis, convirtiéndolo en un ícono de la clase media lemming que supimos conseguir, y otra es este intento de convertirlo en un opositor todoterreno, que sale ahora a oponerse con renovados modos patoteriles al Presupuesto 2009 y a la sanción del nuevo régimen previsional. El silencio de cacerola que reina en el país demuestra que aún para los espíritus mas simples esta repetición de la misma película ya no alcanza, y que la desesperada búsqueda de los banqueros de las AFJP de una figura tragable para defender su rapiña no encontro el intérprete adecuado.
En cuanto a Buzzi, su declaración, de una torpeza indecible en el dirigente ruralista mas experimentado políticamente de los que enfrenta al gobierno, es el equivalente a la de un mago que exhibe las palomas que trae en la galera antes de hacer su número. Por supuesto que el desgaste del gobierno, a como de lugar, es y seguirá siendo el objetivo de los poderes fácticos a los que les molesta que les vengan a discutir su preeminencia. Pero como quedó en evidencia desde el comienzo de la ofensiva en marzo, negar en público toda connotación que excediera lo sectorial parecía un requisito indispensable para hacer quedar a los Kirchner como dos intolerantes, y a sus desestabilizadores como sencillos ciudadanos defendiendo derechos conculcados. Buzzi cometió una torpeza que lo pone en evidencia aún ante antiguos aliados a los que les era funcional, como lo expresa una primera espada del Clarín, Ricardo Kirschbaum en una nota a la que sólo le falta terminar diciendo "que pedazo de pelotudo que sos".
La denuncia penal que sus dichos han merecido podrá o no comprometer su situación ante la justicia. Pero este obsceno asentimiento de lo que para muchos de nosotros era evidente desde el comienzo empequeñece aún mas la figura de quién surgido como un dirigente del campo popular, va quedando reducido a un traidorzuelo, servidor del "campo" a secas, en la egoísta, retrógrada y reaccionaria concepción del término que definiera uno de sus mandantes.