jueves, 11 de diciembre de 2008

Excrecencias


La agresión a la memoria de Evita resultó al final lo mas notable y trascendente de la movilización que encabezó en Entre Ríos la ex esperanza blanca del gorilaje argentino.

Como quedó acreditado durante la sedición agrosojera, ahora vendrá el hipócrita despegue de esta escoria respecto de los resultados de sus actos. Tal como ocurriera en muchas ocasiones anteriores, como cuando patoteros de su grey agredieron a un ciudadano que se animó a acercarse a una de sus "asambleas" y contradecirlos, o cada vez que exteriorizaba su berreta resentimiento de alcahuete de la oligarquía con amenazas o disparates dirigidos a la Presidenta, este impresentable, cuya expresión mezcla de los rasgos del vivillo de barrio con los del barrabrava de segunda fila hubiera hecho las delicias de Lombroso, seguirá difundiendo sus excrecencias mentales que sólo pudieron tener difusión por su funcionalidad con el esfuerzo destituyente de las clases dominantes que necesitaban de una imagen "popular" para abrirse paso. Para ellos lo popular es lo lumpen y por eso eligieron a este estropicio.



Pocos héroes del pueblo fueron objeto tan expreso del odio de clase como Evita. El increíble calvario de sus restos demostró el odio cerril de la cavernaria oligarquía argentina la que, como en estadios intermedios de la humanización, se ensaña con los cadáveres cuando no puede con los vivos. A la luz de esa experiencia, esta muestra de barbarie sobre un busto de bronce de Eva es un dato menor. Que no debe producir otra reacción que la piedad por la abismal imbecilidad de los que lo llevaron a cabo.



Como tantas veces, memoria. Memoria acerca de los hechos y de sus autores. Para que la hora del escarmiento sea hora de justicia.

1 comentario:

Eduardo dijo...

Pero nada se difunde..Los medios sojeros se ríen del agravio,lo toman como un picardía de fin de curso...
En plena rebelión agrogarca un compañero de trabajo ,en crisis respiratoria ,fue desviado por piquetes y orientado por caminos equivocados casi laberínticos...Ya muy tarde y formando parte de una caravana desesperada de autos ,un peón se apiadó de él y lo sacó de una emergencia casi trágica,señalándole el camino hacia su destino....