jueves, 25 de diciembre de 2008

Clarín y La Nación Adhieren a las Retenciones (a la Información)

Quién pretenda informarse acerca de los últimos anuncios presidenciales en materia de agricultura consultando a los medios gráficos de mayor tiraje enfrentará una tarea ímproba, pues estos han optado una vez mas por la truculencia desinformativa.
Observemos que el principal anuncio para el sector agrario, en el marco de los sucesivos anuncios de medidas anticrisis que viene formulando el gobierno, fue la decisión de modificar a la baja las retenciones al trigo y al maíz, el lanzamiento de planes de largo plazo denominados "Maíz Plus" y "Trigo Plus", así como la creación de feed lots (corrales de engorde intensivo) para evitar el sacrificio de terneros de la principal raza lechera, la Holando Argentina.
Sin embargo para Clarín y La Nación la noticia fue una "no noticia": la ausencia de anuncios relativos a, otra vez, una rebaja en las retenciones que se aplican a las exportaciones de soja.
No solo eso, sino que el anuncio vino con un plus: para Clarín "Kirchner se Opuso y no Salió la Rebaja de Retenciones a la Soja". En tanto La Nación altera el orden sin afectar al producto: para ellos "Los anuncios para el Campo vuelven a Fortalecer a Moreno".
Un breve análisis de las noticias podrá ayudarnos a entender que se informa, que se oculta y que se inventa.
En el caso de Clarín desde el título se construye una realidad que el matutino pretende imponer diariamente: no ya la del doble comando, sino la de una Presidenta que gobierna cuando puede, siempre y cuando su irascible marido la deje y no se oponga. Pues si Néstor se opone, ella termina agachando la cabeza.
Obsérvese que el copete de la "noticia" establece que hubo un debate interno en el que NK "impuso su criterio" y que las "fuentes oficiales" nos aclaran que las medidas no son técnicas sino políticas. Las difusas fuentes oficiales, que permiten gatillar esta "no noticia" no vuelven a ser mentadas en todo el resto del artículo, pero su sola mención habilita a contar toda la historia posterior, que convierte un anuncio de política económica sectorial en otro capítulo de la saga del Príncipe demente y vengativo que podría ser suscripta por Elisa Carrió (quién en materia de demencia y vengatitividad es una autodidacta autoridad).
El primer párrafo de la nota habla de "la esperada rebaja de las retenciones a la soja". Mas adelante nos informa que los dirigentes del campo "no tenían demasiadas expectativas", lo que habilita a preguntarse, siendo así, porque entonces era "esperada" la rebaja. ¿Esperada por quién?.
Pues la lectura de la nota no informa y confunde. Al fin se tomaron diversas medidas de política económica en materia agropecuaria, y sin duda que existieron evaluaciones técnicas que permitieron considerar, como la propia nota desliza, que si bien los precios internacionales de la soja bajaron en el marco de la crisis, se mantiene la rentabilidad (al fin, y esto Clarín no lo dice, la soja vale mas hoy que antes del dictado de la Resolución 125) y el gobierno sigue dispuesto a desalentar la "sojización". En el último renglón y a las apuradas Clarín hace mención a anuncios tan trascendentes como la jornada de 8 horas para los trabajadores rurales (me imagino la emoción del Momo Venegas) y la rebaja a la mitad de las retenciones a productos frutihortícolas.
El enfoque de La Nación, al lado del delirio clarinista, parece mas mesurado, lo que no es decir poco, y prefiere poner a su villano favorito, Guillermo Moreno, celebrando su victoria en el centro de la escena, aunque termina por exponer en un rasgo de lucidez, que fue Cristina Fernández de Kirchner quién tomó la decisión final para que las medidas sean las que se conocen..
El constructo de la realidad con la que los principales medios gráficos nos bombardean (y que hace agenda para los medios orales y visuales, que por lo general se limitan a leer y releer el diario durante todo el día) adolece sin embargo de algunas fallas lógicas:
a. Si las medidas se toman, como diarios y oposición insisten en contarnos, entre cuatro paredes, poco menos que en el dormitorio presidencial, ¿como es posible que se nos informe con lujo de detalles de la existencias de "líneas internas" en el Ejecutivo, con integrantes de la mesa chica que entran y salen de la misma, con ganadores y perdedores?.
b. ¿Cuando la Presidenta hizo alguna manifestación o discurso, o dictó alguna medida o encabezó públicamente alguna iniciativa que autorice a pensar que es protagonista de una interna que la enfrenta a su marido, interna que para colmo pierde?
Bueno, como dice Mariano Grondona en su contribución a la desinformación general de Nochebuena (ver aquí) "como todos sabemos...es él quién verdaderamente dicta las decisiones". Claro, Grondona basa su "saber" en lo que dicen La Nación y Clarín, quienes además tiene como fuente a Grondona, etc (largo etcétera integrado por extensa caterva de desinformadores: Nelson Castro, Morales Solá, Lanata, diarios y diarietes, y siguen las firmas).
No me caben dudas a mi, que en el Ejecutivo hay quienes verían con buenos ojos disminuir retenciones a la soja y no por razones técnicas sino políticas. Al fin Cobos pertenece al Ejecutivo, no?.
Pero mas allá de los matices y del estilo personal, tanto Néstor como Cristina han mantenido una lógica en la materia y en la visión general de la cosa pública que hace difícil congeniar con esta ofensiva, funcional a las ansias desestabilizadoras que caracterizaran a los grandes medios y a los opositores en el año que se avecina.
Al esta altura de la historia, cualquier observador imparcial, si ello es posible, debería poder ver que en el núcleo duro de las decisiones políticas gubernamentales están Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. Como ocurre desde 2003. Y que buscar fisuras en ese bloque es perder el tiempo.

2 comentarios:

balvanera dijo...

¿Usted cree que pierden el tiempo buscando fisuras en ese bloque? ¿No lo hacen para obtener algún efecto? ¿No lo obtienen? No digo que esas fisuras existan, pero algo ocurre cuando se habla tanto de ellas, algo se produce, y por eso hablan tanto, ¿no? o para eso.

Carpe Diem dijo...

Correcto Balvanera, eso es creación de una realidad paralela.
El "todos sabemos" de Mariano.